- Project Management - https://projectmanagement.blogs.ie.edu -

¿Que pasa cuando no nos cogen en una entrevista de trabajo?

Antes de contestar a la pregunta del título, me gustaría resaltar unos puntos claves para entender que significa una entrevista de trabajo [1]

  1. El entrevistador buscará no al mejor, sino a la persona que mas se adapte al puesto. Solo están valorando si te adaptas a lo que buscan, no están valorando si vales o no como profesional en términos generales.
  2. Una persona normal de lunes a viernes, puede que pase más tiempo en el trabajo con sus compañeros y su jefe que con su familia.
  3. Una persona que entrevista, es un profesional que se dedica a esto, y aunque pueda parecer fácil, es una tarea difícil e importante para una empresa. Esta aprovisionando a la empresa del activo mas importante, que son las personas. Y evidentemente tiene que elegir y descartar.
  4. En cualquier proceso de selección entre varias opciones, el cerebro toma la decisión combinando las evidencias (entrevista, aspecto visual, test, etc)  con su experiencia guardada en su inconsciente (en el tálamo entre otros sitios), y por tanto basada en lo que esa persona ha vivido, conocido y emocionado. (Esto es muy complejo explicarlo en unas pocas líneas). Es importante resaltar que esto no significa que es un proceso Irracional en el sentido que es al azar o que se toma porque si. El proceso de la intuición es sin dudas el que mas veces acierta, el problema es que no puede ser explicado desde la parte racional.
  5. Finalmente, los HH no quieren correr riesgos y por tanto suelen descartar a alguien cuando aparecen signos «negativos» de alerta, por muy bueno que sea esa persona.

Si pensamos en profundidad lo que estos puntos significan, nos daremos cuenta que hay muchos factores que influyen a la hora de ser elegidos y que un aspecto que no conocemos es que la persona a ser contratada tiene que encajar sobre todo con su jefe y sus compañeros, debido a la gran cantidad de horas que pasará con ellos. Si me lo dejáis poner en simpático, es como buscar «pareja» a esas personas, tu puedes ser estupendo pero no encajar con alguien.

Por todo esto, cuando NO somos elegidos, NO pasa nada y NO debemos caer en lo fácil de pensar que es que NO valemos para nada. (Aunque a este punto me gustaría añadir un párrafo final). Puede ser que haya pasado algo de lo siguiente, y que ello no significa que no seas un buen candidato

 

Si bien todo lo anterior es cierto, no podemos olvidarnos de lo siguiente: el cerebro «tonto» siempre le echa la culpa al otro y al entorno de lo que le pasa, en lugar de analizar sus puntos de mejora y cambiarlos. Hay miles de ejemplos, desde el famoso «me han suspendido» a «he aprobado» pasando por el claro ejemplo después de una charla o un comunicado «es que ese no se entera y es tonto» a pensar «es que yo no he sabido comunicar bien a todos, entendiendo que no todo el mundo es igual y tengo que saber adaptarme yo». La culpa, creerme siempre y exclusivamente es de uno.

La suerte no existe, hay que crearla. El éxito profesional, es un fenómeno probabilístico, al cual nosotros podemos influir, aportando todos los condicionantes para aumentar la probabilidad. Por tanto independiente de si hacemos entrevistas, tenemos que estar en un proceso de cambio continuo adaptándonos al entorno y en un proceso de formación continua y desaprendizaje de aquello que es erróneo o que simplemente ya no es válido a día de hoy.

 

José Luis Portela [2]

Director PS Dirección y Gestión Estratégica de Proyectos IE Business School [3]

Profesor Asociado Departemento Operaciones IE Business School