20
Dic

¿Que pasa cuando no nos cogen en una entrevista de trabajo?

Escrito el 20 Diciembre 2012 por José Luis Portela en General

Antes de contestar a la pregunta del título, me gustaría resaltar unos puntos claves para entender que significa una entrevista de trabajo

  1. El entrevistador buscará no al mejor, sino a la persona que mas se adapte al puesto. Solo están valorando si te adaptas a lo que buscan, no están valorando si vales o no como profesional en términos generales.
  2. Una persona normal de lunes a viernes, puede que pase más tiempo en el trabajo con sus compañeros y su jefe que con su familia.
  3. Una persona que entrevista, es un profesional que se dedica a esto, y aunque pueda parecer fácil, es una tarea difícil e importante para una empresa. Esta aprovisionando a la empresa del activo mas importante, que son las personas. Y evidentemente tiene que elegir y descartar.
  4. En cualquier proceso de selección entre varias opciones, el cerebro toma la decisión combinando las evidencias (entrevista, aspecto visual, test, etc)  con su experiencia guardada en su inconsciente (en el tálamo entre otros sitios), y por tanto basada en lo que esa persona ha vivido, conocido y emocionado. (Esto es muy complejo explicarlo en unas pocas líneas). Es importante resaltar que esto no significa que es un proceso Irracional en el sentido que es al azar o que se toma porque si. El proceso de la intuición es sin dudas el que mas veces acierta, el problema es que no puede ser explicado desde la parte racional.
  5. Finalmente, los HH no quieren correr riesgos y por tanto suelen descartar a alguien cuando aparecen signos “negativos” de alerta, por muy bueno que sea esa persona.

Si pensamos en profundidad lo que estos puntos significan, nos daremos cuenta que hay muchos factores que influyen a la hora de ser elegidos y que un aspecto que no conocemos es que la persona a ser contratada tiene que encajar sobre todo con su jefe y sus compañeros, debido a la gran cantidad de horas que pasará con ellos. Si me lo dejáis poner en simpático, es como buscar “pareja” a esas personas, tu puedes ser estupendo pero no encajar con alguien.

Por todo esto, cuando NO somos elegidos, NO pasa nada y NO debemos caer en lo fácil de pensar que es que NO valemos para nada. (Aunque a este punto me gustaría añadir un párrafo final). Puede ser que haya pasado algo de lo siguiente, y que ello no significa que no seas un buen candidato

  • No tienes las experiencia suficiente (no quiere decir la que tengas no sea buena, sino que no es suficiente) o puedes que tengas mucha mas de la requerida y que el puesto se te quede pequeño.
  • Puede ser que seas estupendo, pero que por tu forma de ser, no combina bien con el equipo de trabajo. Los HH buscan equipos cada vez mas multidisciplinares y que tengan “roles de equipo” distintos. Por lo tanto no existen roles buenos o malos, sino simplemente que sean o no complementarios con lo que ya tienen.
  • Puede que existan decisiones “políticas” para dárselo a una persona de la lista de candidatos que no seas tu. (esto creerme cada día, es menos frecuente)
  • Finalmente, puede que haya alguien que en todos los aspectos concretos para ese puesto sea mejor que tu, y eso es la vida, hay que admitirlo, no pasa nada, eso no significa que tu no seas bueno

 

Si bien todo lo anterior es cierto, no podemos olvidarnos de lo siguiente: el cerebro “tonto” siempre le echa la culpa al otro y al entorno de lo que le pasa, en lugar de analizar sus puntos de mejora y cambiarlos. Hay miles de ejemplos, desde el famoso “me han suspendido” a “he aprobado” pasando por el claro ejemplo después de una charla o un comunicado “es que ese no se entera y es tonto” a pensar “es que yo no he sabido comunicar bien a todos, entendiendo que no todo el mundo es igual y tengo que saber adaptarme yo”. La culpa, creerme siempre y exclusivamente es de uno.

La suerte no existe, hay que crearla. El éxito profesional, es un fenómeno probabilístico, al cual nosotros podemos influir, aportando todos los condicionantes para aumentar la probabilidad. Por tanto independiente de si hacemos entrevistas, tenemos que estar en un proceso de cambio continuo adaptándonos al entorno y en un proceso de formación continua y desaprendizaje de aquello que es erróneo o que simplemente ya no es válido a día de hoy.

 

José Luis Portela

Director PS Dirección y Gestión Estratégica de Proyectos IE Business School

Profesor Asociado Departemento Operaciones IE Business School

Comentarios

Miguel Ángel Riesgo Álvarez 20 Diciembre 2012 - 17:46

Gracias por tu entrada José Luis. Es difícil evitar sentirse mal cuando no nos cogen en una entrevista (especialmente si estamos en la última fase y formamos parte de la terna final), de hecho, es algo humano que no podemos evitar.

No obstante, esta situación ha ocurrido, ocurre y ocurrirá, puesto que hay muchos candidatos y sólo una vacante para la posición a la que optamos.

Lo más importante quizá sea averiguar (o al menos intentar) el porqué del ‘rechazo’ a nuestra candidatura. Ello nos servirá de aprendizaje para futuros procesos.

Alvaro Benavente Cabello 20 Diciembre 2012 - 21:50

Completamente de acuerdo, José Luis.
En la razones de por qué no eres elegido echo en falta sólo un punto, que es aquel en virtud del cual el entrevistado no ha sabido “venderse” lo suficiente ante los entrevistadores. En esta tesitura, puede suceder que el candidato que, objetivamente y sobre el papel, tiene el perfil más adecuado para el puesto, no sea finalmente el elegido al no haber sabido transmitir ese valor añadido que podría aportar a su potencial empleador. Por lo tanto, además de tener la experiencia y aptitudes adecuadas, hay que saber comunicarlas y nadie mejor que uno mismo para hacerlo. La comunicación es clave.

Jose Angel 27 Diciembre 2012 - 12:41

Hola. Me ha gustado tu entrada.

Me gustaría saber si esto que comentas es lo que sigue cualquier HH o solo a veces. En mi sector, informática, abundan muchas empresas que se dedican a colocar gente en otras empresas, para proyectos puntuales o de más o menos duración.

Yo lo que percibo es que la primera entrevista es muy ligera, casi sin importar de dónde vengas o cómo seas. La segunda entrevista, a menudo de carácter técnico, ya sería con gente de la segunda empresa.

Todo esto hace que en apariencia el reclutador sea un mero intermediario que no jugará ese papel, el de reclutador, el que has descrito a la perfección.

No sé, ¿qué te parece?

Rubén 27 Diciembre 2012 - 18:58

De los pocos artículos que leo en los que no se habla de banalidades generales sin aportar nada, en el tema de la búsqueda de trabajo.
Así que gracias, José Luis. Efectivamente, hay muchos factores. Pero sobre todo, en esta época donde las vacantes escasean, la competitividad es enorme y las posibilidades de que haya mejores candidatos que tú se multipllica. Así que toca currar para mejorar, formarnos y aumentar nuestras posibilidades en la siguiente oportunidad. Un saludo

Juan Adolfo Torres Pérez 28 Diciembre 2012 - 09:26

No se hace mención a la edad en los signos “negativos” de alerta. Aunque la edad de jubilación está en los 67 años, si superas los 50 años, serás excluido automáticamente de casi todos los procesos de selección.

Federico 4 Enero 2013 - 11:17

Muy interesante Jose Luis. Añadiría que que es fundamental que se facilite un feed back real y objetivo a los entrevistados con el propósito de gestionar con éxito posibles frustaciones .

Pedro Gómez 10 Enero 2013 - 17:42

Se agradecería por parte de los HH que cuando comunicaran el “NO” dieran un feedback serio y profesional que sirviera para la reflexión del candidato como persona y como profesional…y no se quedara en un “Lo siento,tiene usted un perfil excelente pero otra vez será..”
Por cierto,permitidme un apunte al respecto de la función de los HH,que como bien dice Jose Luis,ellos no eligen a los mejores,sino que buscan quien mejor se adapte a lo que busca puntualmente una empresa…y efectivamente es así querido Jose Luis…porque a los mejores no se les elige…se les ficha directamente con una suculenta oferta económica…es la gran diferencia entre unos y otros…

un saludo

Paul 19 Mayo 2013 - 05:18

Pues yo llegué a la fase final de un proceso después de haber pasado una prueba y de haber hecho 2 entrevistas más en donde me habían felicitado. Sé que quien me descalificó fue HH y he intentado encontrar el por qué; pregunté pero no quisieron dar respuesta, sólo dijeron que habían decidido no continuar con el proceso. No estaba compitiendo con otro candidato, tenía el perfil, los conociemientos y la experiencia, así que fue algo que no le gustó a HH, pienso q ue pudo ser un comentario que hice sobre las cotizaciones de salud en Colombia que los que ganamos poco no podemos a veces pagar. HH fue inquisitiva sobre las causas de abandono de trabajos anteriores y de mi último cambio de ciudad, yo fui sincero, pero como que no la convencí y la vieja bruja me bloquéo. Me gustaría leer comentarios sobre esto. La verdad es que no creo en la capacidad de los sicológos para evaluara la gente ni para orientarla y lo dice alguien que estuvo en terapias y no le veo utlididad a esa profesión.

alicia 9 Septiembre 2013 - 13:56

Pues yo no estoy del todo de acuerdo….en mi caso llevo 2 años en busqueda activa de empleo, me han llamado para multitud de entrevistas, siempre he llegado a las fases finales y SIEMPRE me han dado con la puerta en las narices. Tengo experiencia, formacion universitaria, postgrados y cursos varios…siempre me estoy formando y moviendome para no.estancarme y reciclarme…pero en mi caso eso de las probabilidades no funciona. No entiendo los motivos por los cuales no consigo firmar un contrato, y tras tanto tiempo siguiendo todos los consejos y haciendo todo lo que esta en mi mano no puedo evitar pensar en lo que el autor del texto ha calificado como “caer en lo facil de pensar que no valemos para nada”. Siento decirle, que eso no es ” lo facil” al menos en mi caso. Eso es resultado de decepcion tras decepcion, de no ver futuro, de romperte los cuernos formandote y estando al dia del mercado de trabajo, de seguir todos los consejos en entrevistas….para nada. Para que te digan, mira que no contamos contigo o que ni tan siquiera te llamen…
Es muy frustrante…y duele.

José Luis Portela 9 Septiembre 2013 - 13:58

Alicia

Te invito a revisar tu cv y ayudarte gratuitamente. Te envio un mail privado dándote mis datos

un abrazo

Oscar 4 Febrero 2016 - 18:02

Me he encontrado con esta entrada a raiz de buscar informacion en google, y a pesar de llevar bastante tiempo sin ningún comentario, voy a hacer el mío. Llevo de forma infructuosa obtener trabajo “de lo mio” desde hace dos años, y me pasa como a Alicia, me considero muy preparado, y con mucha experiencia dentro del sector (casi 6 años) y aunque me llaman para realizar entrevistas, nunca las paso. En otros casos directamente me descartan la oferta sin ni siquiera concertar entrevista, así que ya no sé que hacer. Si no me cogen en lo que sí sé hacer, cómo van a hacerlo de algo que no tengo experiencia. Me siento muy perdido a menudo, y tengo la sensación de que nunca más voy a tener un puesto estable.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar